Para planchar el pantalón primero, seguiremos los pasos previos del primer apartado. En primer lugar se toman los pantalones de los bajos y los hacemos coincidir ambas piernas, se ponen de tal forma, que también coincidan las rayas del pliego. De esta manera, lo ponemos sobre la mesa de planchado.


A continuación, se coloca la pierna que está arriba sobre la parte de la cadera del pantalón y se comienza a planchar la pierna que se encuentra debajo, es decir la que está apoyada directamente sobre la mesa. Se pasa la plancha por encima con especial cuidado para marcar la raya del pantalón, y no marcarla doble, ya que es muy difícil de rectificar.


Después se coloca la pierna que estaba doblada encima de la cadera, se coloca directamente apoyada sobre la mesa y se procede como en el paso anterior.
Una vez planchada las partes de las piernas, pasamos a la parte superior del pantalón, se plancha la cintura, los bolsillos, la bragueta y el fondo del bolsillo para que no se vea la arruga del bolsillo bajo el pantalón.

Para planchar el tren superior del pantalón, “le ponemos el pantalón” a la tabla del la plancha. Y vamos pasando la plancha por las diferentes zonas, rotándolo cuando sea necesario. Tendremos que tener especial cuidado en la zona de la bragueta, para no arañar la plancha con la cremallera.